Los Phoenix Suns celebraron su primera ‘carrera de bebés’ durante el descanso del partido que disputaron en Arizona contra los Boston Celtics. El Talking Stick Resort Arena acogió a cinco bebés de entre 8 y 12 meses que, acompañados por sus padres, participaron en esta simpática prueba.

En la línea de salida, instalada en el centro de la pista, los pequeños esperaban junto a sus padres el inicio de la prueba. En la meta, las madres aguardaban con algún reclamo, como biberones o juguetes, a que los peques recorrieran a gatas la distancia que los separaba.

Después de que el ‘miedo escénico’ impidiera que algunos se movieran, o que otros se desviaran, el pequeño Preston, de 12 meses, fue el primero en cruzar la línea de meta y llevarse el premio, una ‘tarta’ de pañales.